Testimonios que inspiran: Míriam Tirado, consultora de crianza

Conozco a muchos libertos que un buen día abandonaron la seguridad de un empleo fijo e incluso de un domicilio fijo y, libres de ataduras, se lanzaron a descubrir el mundo. Viajan ligeros de equipaje, solos o en pareja, y relatan sus hazañas en blogs y canales de YouTube. Pero, ¿qué pasa si se tienen hijos? ¿Es posible SER LIBERTO? El testimonio de Míriam Tirado nos demuestra que sí. Bueno, de hecho, para ella SER LIBERTO fue la solución que se dio para poder vivir la vida con sus hijas como quería.

Míriam Tirado es hoy en día una exitosa consultora de crianza con muchos proyectos en marcha que descubrirás en miriamtirado.com. ¡Ah! ¡No te pierdas su canal de YouTube porque lo está petando!

-Leo en tu web: “Soy madre de dos peques, nacidas en 2009 y 2014, y en estos momentos, la maternidad, es lo que ocupa mayor espacio de lo que soy yo, ahora mismo. ¡ser madre me encanta!” O sea que… SER LIBERTO con hijos es posible 🙂

-Sí, yo creo que sí. No es fácil, también te lo digo, pero es posible. Y en realidad, si soy liberto (como tu dices) es gracias a ellas. No sé si hubiera hecho el paso que hice si no hubiera sido por la maternidad, que me llegó y me dio un gran zasca… Me di cuenta que la vida que quería con mis hijas no era posible si no me hacía “liberto”! 😉

-Escribir post, contestar cientos de mensajes, grabar vídeos… ¡Y con dos niñas en casa! ¿Cómo lo haces?

-Como puedo… pero lo hago durmiendo bastante poco, acostándome tarde y trabajando cuando mis hijas se acuestan. Esta es la parte más difícil de ser liberto con hijas, que cuesta muchísimo encontrar el equilibrio porque es que además, trabajar desde casa tiene este handicap, que tus hijas te ven allí y claro, ¿cómo les explicas (sobre todo si son pequeñas) que ahora estás pero que estás trabajando? Para ellas es, si estás, ven a jugar conmigo!

-¿Qué te llevó a decir ¡basta!, hace ya unos años, y abandonar un trabajo fijo como periodista para convertirte en consultora de crianza?

-Mi antiguo trabajo no me permitía llevar la vida que quería con mis hijas. Yo quería llevarlas al cole, recogerlas, no perderme ni un festival, ni una reunión… quería estar y era difícil estar en todo lo que yo quería trabajando como antes. Así que tuve la suerte de que mi pasión (por entonces mi hobby) cada día tenía más buena acogida y creí que eso que tanto me gustaba podía convertirse en mi profesión. ¡Me lancé!

-¿Cómo recuerdas tus inicios como bloguera?

-Pues empecé en plena excedencia de mi trabajo. Mi primera hija era un bebé de 14 meses y yo, a pesar de que todavía quería estar con ella y no volver a mi rutina profesional, sentía que necesitaba algo más. Tenía una carpeta en el ordenador llena de escritos que había ido escribiendo desde antes de quedarme embarazada y mi padre me dijo, “por que no te abres un blog y lo cuelgas y compartes?”. Al principio me dio miedo pero luego pensé “¿Y por qué no?” y allí empezó todo… Recuerdo esa etapa como algo muy inocente… Lo abrí sólo para compartir, no tenía ni idea de que se podía vivir de eso, jamás se me pasó por la cabeza sacarle un rendimiento. Y me lo tomé muy en serio, escribía de lunes a viernes, y lo hice durante 2 años! Ahora me parece una locura…pero es que me dio fuerte!

-En tu blog pero también en tu canal de YouTube, bueno y en todo lo que haces, se nota que lo vives con mucha pasión. ¿Es la pasión el motor de tu proyecto?

-Sí, mi pasión es un motor brutal porque me gusta tanto lo que hago que no me molesta dormir poco, y hacer malabares para llevar la vida que quiero… pero también hay otra cosa que me impulsa en mi proyecto y es creer que ayuda a la gente que me sigue. Y lo sé porque me lo dicen a diario… eso, el saber que lo que hago en casa, en solitario, tiene esa repercusión positiva en sus vidas y en sus hijos… Esto me motiva, me hace feliz y me empuja a seguir!

-¿Qué productos y servicios ofreces, actualmente, a tus lectores?

-Tengo un montón de contenido gratis que pueden descargarse desde mi web: el ebook “30 consejos para una crianza feliz”, una relajación guiada para madres y padres que necesitan parar, posts, videos, entrevistas, podcasts, etc. pero también talleres sobre adaptación escolar, control de esfínteres o lactancia y destete. Además, las familias pueden contratarme para la consultoría online, que es a lo que me dedico; ayudarles en sus preocupaciones y problemas con sus hijos.

-SER LIBERTO es ir un poco (o bastante) contracorriente. ¿Cómo reaccionó tu entorno cuando decidiste dar el paso?

-Hubo de todo. Desde gente que me decía que me lo pensara bien, que quizás no era una buena idea dejar un trabajo tan bueno con sueldo garantizado, o gente que me miraban con cara de “esta está chalada” y no entendían cómo podía tomar esa decisión tan arriesgada,… Otros que me dijeron que hiciera lo que yo sintiera, que confiaban en mí, que si yo lo sentía, que adelante… y otros que me apoyaron en todo sin tener ninguna duda de que podía conseguir mi sueño. Uno de ellos fue mi marido que me empujó a lanzarme a ello y no dudó ni un segundo de que lo conseguiría.

-¿Qué es lo que más valoras de tu nueva vida?

-Lo que más valoro son dos cosas: una es que desde que me lancé con mi proyecto personal, trabajar para mi es también placer. Disfruto, soy feliz cuando trabajo y ya no me deprimo los domingos ni odio los lunes. La palabra trabajar ha pasado a tener otras connotaciones para mi y eso es brutal, casi me cuesta explicarlo. Y lo otro que valoro un montón es el tiempo. Que yo soy quien organiza y dispone de mi tiempo como yo quiero o necesito, que puedo estar si mis hijas están enfermas, que puedo recogerlas al cole, que puedo básicamente estar como quiero, y vivir la maternidad como siento y me hace feliz.

-Y, ¿echas de menos algo de tu vida anterior, es decir, de cuando tenías empleo fijo por cuenta ajena y un sueldo también fijo cada mes?

-Hace un tiempo, cuando empecé, echaba de menos la seguridad o la estabilidad… pero ahora ya me he acostumbrado a que cada mes hay un sueldo que varía y que todo cambia, ya no me afecta. Ahora quizás lo que más echo de menos es la sensación de estar acompañada… tener compañeros de trabajo con quien parar un momento e ir a tomar un café, o charlar del día a día laboral, etc. Yo estoy sola, así que si me agobia algo no puedo hablarlo con nadie… y sí, tengo compañeros blogueros pero están a mogollón de quilómetros, no es lo mismo. El otro día pensaba que yo, si hiciera cena de Navidad del trabajo tendría que ir a cenar sola! jajajaja… pero bueno, por suerte tengo gente cerca con la que puedo compartir gran parte de mi día a día y hacen eso mucho más llevadero…

-¿Tu próximo proyecto?

-Pues dos libros que tengo en marcha y que intento sacar adelante… Por suerte, me gusta tantísimo escribir, que a pesar de que me faltan horas, cuando me pongo a ello soy feliz y confío que poco a poco, en 2018 puedan ver los dos la luz!

Te voy a contar un secreto: Míriam Tirado es una de mis mejores amigas y el hecho de que, a pesar de tener una vida súper ocupada, siempre encuentre tiempo para vernos, me hace sentir muy afortunado. ¡SER LIBERTO en buena compañía mola un montón!

¡QUIERO SER LIBERTO!

2 Comentarios
  1. Sandra Guerrero 2 meses

    Me he sentido muy reflejada en lo que dice Miriam de la soledad de trabajar en casa, estoy justo ahora arrancando mi nuevo negocio online y me paso tantas horas sola que parezco ermitaña 🙂

    A mí personalmente me ayuda mucho salir a correr con mi perro, así como meditar por las mañanas. Me he dado cuenta que con una alimentación sana, meditación y deporte necesito dormir menos para sentirme bien. He pasado de dormir 8 horas a dormir 6 horas y sentirme igual o más descansada que antes.

    Gracias por la entrevista!
    Sandra

    • Autor
      Francesc Soler 2 meses

      ¡Gracias por tu mensaje, Sandra! Sin duda, uno de los peligros del teletrabajo o home office es acabar aislado frente a la pantalla del ordenador todo el día. Creo que es importantísimo tener un círculo social formado por personas que te aporten y reservarte un tiempo, si puede ser cada día, para salir, quedar con ellas, compartir…

      Me gusta también que saques el tema de la meditación, la alimentación sana y el deporte. Una de las mejores cosas que tiene SER LIBERTO es justamente disponer de tiempo para cuidar de uno mismo. ¿Queremos que el cuerpo nos dure muchos años en las mejores condiciones, verdad? Pues hay que comer bien, dormir bien y hacer ejercicio diariamente (aunque sea caminar un rato). O si no, ya me dirás como pretendes llegar a Machu Pichu 🙂

      Tampoco concibo una vida plena e ilusionante si no somos capaces de vivirla en equilibrio. Es decir, en paz mentalmente. Para ello la meditación también puede ser de gran ayuda (esta semana justo escribía sobre mindfulness).

      ¡Gracias por leerme!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 Ser Liberto  | Información Legal | Diseño Web

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?