5 mentiras que a los gurús de crecimiento personal les encanta decir

Pero tú, ¿a qué te dedicas? –me preguntan muchas personas, después de dar un vistazo a SER LIBERTO.

Buena pregunta.

La verdad es que, desde que empecé esta aventura, yo mismo me he hecho unas cuantas veces la misma pregunta. ¿A qué me dedico? ¿Qué soy? ¿Cómo debería presentarme?

Pues bien, hasta ahora debo admitir que todavía no he encontrado una respuesta perfecta en la que me sienta totalmente cómodo y representado. E aquí algunos de los intentos de definir lo que hago:

 

Periodista y blogger. Estudié periodismo y he trabajado como periodista casi toda mi vida. Es más, me sigo sintiendo muy periodista y creo que, parte del trabajo que hago en SER LIBERTO, se podría considerar periodístico. Y, por supuesto, también soy blogger, sencillamente porque tengo un blog. O sea que, ciertamente, soy periodista y blogger. Sin embargo, creo que esta respuesta se me queda un poco corta. ¿No crees?

Emprendedor online. Sin duda, creo que tengo espíritu emprendedor y, evidentemente, SER LIBERTO es un proyecto 100% digital. Pero a pesar de ello, emprendedor tiene una connotación empresarial que no me acaba de gustar. Por lo tanto, es una respuesta que tampoco me satisface.

Mentor de reinvención personal y profesional. Sí, aunque parezca un poco pomposo o grandilocuente lo de mentor se ajusta bastante a lo que hago a través de SER LIBERTO y, sin lugar a dudas, mi objetivo es ayudar o acompañar a personas que quieren reinventarse personal o profesionalmente. Personas que quieren dejar atrás todo lo que las esclaviza para sentirse más libres y llenas de ilusión. Sin embargo, creo que, en España, lo de mentor y lo de mentoría no se acaba de entender…

Gurú de crecimiento personal. ¡Por Dios, que se me escapa la risa! Lo de gurú sí que me parece totalmente excesivo. “los gurúes son objeto de una profunda veneración”, leo en el diccionario y me parto. ¡Para nada soy ni pretendo ser un guía espiritual! Cierto que la palabra gurú se ha popularizado últimamente y hay desde gurús del capitalismo a gurús de los zumos verdes pero, sinceramente, la mayoría me parecen unos vende humos que se forran explotando los sueños e ilusiones (o los miedos) de los otros.

No solo no es mi caso, sino que… ¡Me da una rabia!

 

Hay una serie de mensajes que repiten hasta la saciedad en sus libros, vídeos o cursos carísimos que la gente compra sin rechistar y que, en mi opinión, no son más que un montón de gilipolleces.

Es por ello que, esta semana, quiero compartir contigo 5 mentiras que a los gurús de crecimiento personal les encanta decir.

¿Por qué lo hago?

Pues porque creo que causan confusión y pueden inducir a frustración y amargar la vida a muchas personas que, como los libertos, aspiramos a vivir una vida más libre e ilusionante.

 

5 MENTIRAS QUE A LOS GURÚS DE CRECIMIENTO PERSONAL LES ENCANTA DECIR

Las 5 mentiras que reproduzco a continuación están sacadas de libros y blogs de crecimiento personal. No voy a revelar su procedencia ni tampoco la identidad de sus autores, porque no se trata de señalar a nadie, sino de que te des cuenta de hasta que punto hay afirmaciones que damos por buenas por el mismo hecho de que se dicen y repiten continuamente.

 

1-Conseguirás todo lo que te propongas… ¡MENTIRA!

No, no eres súperman ni tienes súper poderes. Y, por supuesto, no puedes volar.

Pues no, siento decirte que no es verdad. No conseguirás todo lo que te propongas y quien te diga lo contrario te estará mintiendo, posiblemente porque quiere tu dinero.

Como liberto, ¿qué te diría yo en su lugar? Pues, en primer lugar, que sueñes en grande, claro que sí, pero que asumas con normalidad que es posible que esos sueños no se hagan totalmente realidad. Y, aún así, te animaría a que lo intentaras. ¿Sabes por qué? Pues porque lo importante es el camino y si eres capaz de disfrutarlo da igual que llegues o no al final, como dice Kavafis en su poema…

“Mejor que dure muchos años

y atracar, viejo ya, en la isla,

enriquecido de cuanto ganaste en el camino

sin aguardar a que Ítaca te enriquezca.”

 

2-El éxito depende de ti… ¡Otra gran gilipollez!

Si quieres ser liberto debes estar dispuesto a aceptar que no todo el mundo te vea como un ganador. ¿De verdad te importa lo que piense el resto?

Muchos gurús de crecimiento personal o de inteligencia emocional repiten sin cesar que el éxito depende de ti. Ergo, si no eres una persona exitosa la culpa es tuya y solo tuya.

¡Menuda gilipollez! En primer lugar, pregúntate que entiendes tú por tener éxito o ser una persona exitosa. ¿Es tener dinero? ¿Fama? ¿Prestigio? ¿Premios y reconocimientos? ¿Millones de followers?

Si, para ti, tener éxito es sinónimo de tener pasta y muchos likes siento decirte que eres muy poco liberto pues, en el fondo, eres un poco “tanto tienes, tanto vales” y dependes un montón de la aprobación de los demás.

Sobre ello, en SER LIBERTO: el libro que tu jefe no quiere que leas, digo lo siguiente y me quedo tan ancho:

“Puede ser que en Zombilandia no compartan tu idea de éxito. Es más, posiblemente le den otro nombre: fracaso. La clave está en hasta qué punto eso te importa y te afecta. Si estudiaste Derecho para que tus padres se sintieran orgullosos de ti, a pesar de que lo que te apasiona desde siempre es el teatro, y conduces un BMW carísimo por no ser menos que tus colegas de bufete, a pesar de que tu irías siempre en bici, te voy a dar un consejo: no te pases la vida intentando contentar a todo el mundo porque fracasarás seguro en este empeño. Cuando buscas la aprobación de los demás, les estás dando un enorme poder sobre ti hasta el punto de que acaban siendo ellos los que deciden lo que vales.”

Y, por otro lado, no es cierto que alcanzar el éxito (sea lo que sea que signifique para ti), esté EXCLUSIVAMENTE en tus manos.

¿Sabes lo que sí depende de ti? Pues, intentarlo o sea que si quieres ser liberto, inténtalo e independientemente de que lo consigas más o menos haberte atrevido ya será un éxito. Tu éxito. ¿No crees?

 

3-Querer es poder… ¡Anda ya!

¡Estoy harto de los vende humos que te dicen que si no eres millonario es porqué no quieres!

Otra gran mentira. Se viene repitiendo desde tiempos inmemoriales: ¡Querer es poder! y vas y te lanzas al vacío desde un 6º piso y resulta que no, que no podías volar aunque lo querías con todas tus fuerzas.

¡Anda ya!

Yo te diría que querer es el primer paso para poder. Te voy a poner un ejemplo: Yo quería que mi idea de ser liberto llegara a miles de personas de todo el mundo. Para ello, hace casi un año lancé esta web y, hace unas semanas, publiqué mi libro. Te prometo que cada día me levanto con la ilusión de conseguirlo y trabajo un montón para hacerlo posible. SER LIBERTO llega ya a muchas personas y no hay día que no reciba un e-mail o una foto de alguien que se ha comprado SER LIBERTO: el libro que tu jefe no quiere que leas. Sin embargo, todavía no he llegado donde me gustaría llegar y no sé si lo voy a conseguir pero, de nuevo te lo digo, ¡estoy disfrutando mucho del camino!

 

 

4-Los límites solo existen en tu mente… ¡Vete a correr una triatlón, pesado!

Todo tiene un límite y lo razonable, el término medio, acostumbra a ser lo mejor.

¡Qué pereza me dan los ironmans y triatletas reconvertidos en conferenciantes motivacionales para ejecutivos a 3.000 euros por charla! Que si break your limits, que si no pain, no gain… Mira, ¿qué quieres que te diga? Ni me interesa el deporte extremo o de corte militar que implica llevar el cuerpo al límite (porque el cuerpo tiene límites o sino que se lo pregunten a los médicos de urgencias o a los fisioterapeutas, que hace el agosto a su costa) ni mucho menos su equivalente en el mundo de los negocios (el clásico yuppy de Wall Street o su versión de estar por casa). ¡Lo que no tiene límites es la ambición y avaricia de algunos!

Ser liberto implica, en muchas ocasiones, salir de nuestra zona de confort y, por supuesto, superar algunas ideas limitadoras ¡pero nunca diría a nadie que no existen límites!

 

5-Deja de competir contra todos y hazlo contra ti mismo… ¿Tú estás loco?

Aquí, un señor “feliz” de competir con si mismo (su espalda seguro que también está encantadísima)

Mira, lo de competir ya me ha parecido siempre una memez. Por lo tanto, dejar de competir contra todos me parece un sabio consejo. ¡Lo que me parece una locura, es empezar a competir contra ti mismo!

Hacer algo contra mi mismo me parece ridículo. Todo lo contrario, como enseña el mindfulness creo que debemos ser buenos y generosos con nosotros mismos. Mimarnos, cuidarnos… Está muy bien fijarse metas y adquirir compromisos con nosotros mismos pero no puede ser que nos pasemos el día echándonos la bronca. Ni creo que debamos ser nuestro juez ni mucho menos nuestro peor enemigo.

O sea que… ¡Yo trabajo a favor de mi mismo!

 

Me llamo Francesc Soler y puedo ser tu consejero liberto

Empezaba este post diciéndote que me sigue costando explicar a qué me dedico en SER LIBERTO. Pues bien, tras escribir sobre las 5 mentiras que a los gurús de crecimiento personal les encanta decir, se me ha ocurrido lo de consejero liberto. ¿Qué te parece?

Creo que se ajusta bastante a lo que hago: dar consejos a personas que, cómo yo, quieren dar un giro personal y profesional para avanzar hacia una nueva forma de vivir más ilusionante, que las haga sentir más libres, dejando atrás todo lo que las esclaviza (trabajo absorbente, entorno tóxico, hiperconsumismo, necesidad de estar siempre online…).

¿Qué puedo aportarles yo? Pues los conocimientos que he ido adquiriendo desde 2013, cuando decidí reinventarme personal y profesionalmente. Es decir, abrir una nueva etapa en mi vida en la que me sintiera más libre y menos atado a todo tipo de cosas.

Si has leído mi libro, sabrás que a partir de mi experiencia he creado el MÉTODO DE LAS 7D que, aunque suene un poco rimbombante, no es más que una sencilla hoja de ruta con 7 pasos para avanzar hacia un modelo de vida más libre e ilusionante.

¿Te apetece que te guíe y te acompañe en este camino? Escríbeme a info(@)serliberto.com y lo hablamos.

Y, por favor, si leyendo mis post notas que, en algún momento, se me va un poco la castaña y empiezo a hablar como un gurú… ¡Dímelo! 🙂

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Ser Liberto  | Aviso Legal |Política de Privacidad | CookiesDiseño Web

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?