Testimonios que inspiran: Berenice Zamora, autora de un blog que aúna sus dos pasiones, los vinos y los viajes

Me hace mucha ilusión publicar esta conversación con Berenice Zamora, “amante y aprendiz de la vida”, como ella misma se define en su blog, una ventana abierta al mundo desde la que promueve el buen vivir, la vida saludable, plena y feliz. Creo que el de Berenice es un testimonio 100% inspirador por varias razones: por su valentía, por la pasión y el amor que pone en lo que hace y, sobretodo, porque su mirada esta llena de ilusión. Creo que no hay nada más liberto que levantarse por la mañana con ilusión por lo que te deparará el día. ¡Bravo, Berenice!

-Me gustaría empezar preguntándote por el momento de hacer el clic: ¿Qué circunstancias te llevaron a convertirte en bloguera profesional y lanzar micorazonenelemundodelvino.com?

Hace 4 años que viajaba, sin plan ni estrategia.  Confiando en la vida que nada me faltaría. La decisión de volar, me hacía solo mover las alas.

Sin embargo, después de vivir en varios países durante esos 4 años me di cuenta que podía s.o.b.r.e-v.i.v.i.r. Siempre me buscaba la vida, pero al margen, limitada de dinero. Aprendí mucho, viajar como voluntaria, conectar con la gente, ser humilde y empática, compartir, superar miedos, conocerme a mi misma, etc. Pero siempre llegaba de nuevo, esa incertidumbre, de qué pasará en el próximo destino.

Estaba cansada de tomar decisiones por el dinero, pues si en ese entonces hubiese tenido otra economía, tal vez otros destinos o formas de viajar hubiera experimentado (pero la vida es perfecta). Te tiene preparado lo que necesitas aprender.

Ese clic llegó cuando decidí que quería seguir viajando, pero de la manera que yo quisiera y en mis tiempos, sin limitarme por nada. Ser realmente libre, también financieramente. Estaba dispuesta a crear mi propio estilo de vida.

-¿Qué miedos y dudas tuviste que superar?

Mi mayor miedo no llegó cuando fundé Mi corazón en el mundo del Vino,  el miedo más grande ya lo había pasado cuando decidí dejar un trabajo estable, con un sueldo estable y con una posición, sin tener un plan b.

¡Ya había pasado eso!  Lo demás sólo era tomar decisiones y romper creencias limitantes. Me canse de dejarle la responsabilidad a la vida  y decidí tomar las riendas. Sin embargo, he aprendido que los miedos siempre estarán ahí, a fracasar, a no ser el camino, a lo que diga la gente, etc. Pero llega un momento en la vida donde, te das cuenta que si sabes que van a existir, es mejor pasarlos. Y en momentos como esos, por propia experiencia me digo a misma. ”Ya sabes que del otro lado están las sorpresas de la vida”. Afortunadamente nada es estático y todos los días hay una oportunidad de reinventarte.

-En tu caso, tu proyecto nace de una doble pasión: los vinos y los viajes. ¡Esto sí es vivir la vida!

Dos pasiones que fui descubriendo en momentos muy distintos. Trabajé para una empresa española desde muy chica, y mis jefes tomaban vino, en ese entonces no sabía nada, pero la manera que ellos lo disfrutaban me enamoraba. Quería sentirme como ellos, con un placer especial que me transmitían.

Y lo de viajera lo supe desde que tenía 8 años cuando me la pasaba viendo el globo terráqueo de mi padre, y yo le pedía, Papa: pregúntame las capitales ya me las sé todas! Siempre supe que algún día viajaría pero desde muy chica lo visualice y desde los 18 años comencé a hacerlo realidad en todo México, después a los 22 a otros países. Realmente juntando el vino y los viajes fue algo que llegó 10 años más tarde.

-Te formaste como sommelier. ¿De qué otras formas vives tu pasión por el vino?

Me formé como sommelier por pasión, pero nunca pensé en trabajar en eso, una cosa me fue llevando a la otra. Estaba enamorada del vino y cuanto más aprendía más lo disfrutaba y, en el camino, una profesora me dijo, después de varios cursos en España, ¡ deberías titularte de sommelier! Y, sin pensarlo, lo hice. En esos momentos de mi vida, yo estaba muy abierta a recibir las señales del universo.

Después empecé a hacer catas de vino privadas, conocí mucha gente y me encantaba ver cómo la gente la pasaba increíble, reflejaba felicidad. Eso para mi no era un trabajo era sólo compartir y pasarlo bien. Me daba cuenta que el vino combina los momentos de placer y relax que mucha gente estamos buscando.

Sin embargo, mi forma de vivir el vino, más que ser un sommelier es viajando entre viñedos, bodegas, encontrar a personas que me comparten de su pasión, su amor por la vida, sus historias, como realmente es para mí, vivir  la experiencia.

-Me gusta mucho que hables de “corazón” en el mundo del vino porque remite a sentimiento, emoción, experiencia…

Empecé con un blog que nunca publique, que se llamaba Mi corazón en el mundo,  (siempre he sido una mujer emocional y apasionada) hablaba de viajes y sincrodestino. Sin embargo ese proyecto lo dejé ir en el momento que tuve que parar mis viajes por unos meses, y me di cuenta que lo único que nunca se apartaba de mi vida era el vino. (En ese entonces ya buscaba un blog que pudiera monetizar).

Ahí surgió ese clic, ya que el vino siempre estaba en mi corazón y conmigo. El vino es mi cómplice de viajes, de risas, de aprendizajes, experiencias, y de vida. Entonces solo añadí “del vino“ quedando Mi corazón en el mundo del vino, además, como un dejavú sentí el nombre en una ruta de vino en Italia y Francia, un par de años antes.

-¿En qué fase se encuentra tu proyecto?

“En lo que te enfocas se expande”. Siempre lo he pensado así y así ha funcionado mi vida. Nunca me imagine abrir un blog de experiencias y amor por el vino.  Me enfoque a trabajarlo y ahora recibo correos de personas amantes de vino, escribo para una revista especializada de vinos y empiezo a crear un infoproducto que validaron los mismos suscriptores.

-¿Cómo monetizas o tienes pensado monetizarlo para poder vivir tu vida como liberto?

Estoy desarrollando un curso digital de “Wine party Experience“ donde aprenderás a ser un anfitrión de Cata de vinos para crear experiencias memorables  en tu casa con amigos y familiares. Sin ser necesario que seas un sommelier.

Además, estoy pensando en tomar una formación para después ofrecer un servicio a bodegas con el copywrinting de Website, me gustaría que el vino  se venda de maneras innovadoras, la gente busca vivir la experiencia completa. El vino pocas veces es recordado tan sólo por el contenido en sí, de la botella y su sabor.

Las personas recuerdan más los detalles cómo: con quién estaban, dónde y cómo se sentían. Pero ya veremos, como va fluyendo el primer curso y así también ver las necesidades del consumidor.

-Los libertos nos consideramos nómadas y nos gusta viajar ligeros de equipaje. ¿Qué cosas te llevas siempre en tus viajes?

Muy poco,  si que aprendí a viajar ligera. Confío que la vida nos da lo que necesitamos en el camino. Algo que nunca falta es un libro (de papel), mi libreta-agenda, plumas, mi computadora y un destapacorcho.

-¿Qué cinco vinos recomendarías a los lectores de SER LIBERTO?

Sería difícil recomendar a los lectores porque sé que nos leen en todo el mundo y muchos de los vinos no se exportan o importan a todos lados. Pero sabiendo que los lectores pueden encontrarse en cualquier lugar… Les recomiendo que si en el camino pueden conseguir algo de los siguientes vinos, sería bueno aventurarse.

  • Probar un Pinot Noir de Oregón, USA. Son especialistas y, de verdad, siempre la gente se queda sorprendida.
  • Un Cabernet Sauvignon de Napa Valley, normalmente son unos Cabernets totalmente diferente a lo que has probado.
  • En México nosotros tenemos la bodega más antigua de América, se llama Casa Madero y muchos de sus vinos han sido premiados en el mundo. Si tienes la oportunidad de probar el 3V de Casa Madero, una mezcla de 3 uvas tempranillo, cabernet sauvignon y Merlot.
  • Para los que les gusta el vino blanco con aromas muy florales y frutales siempre es delicioso sentir un vino de Alsacia Francia.
  • Y para los que anden en USA y les guste lo atrevido, intenso, pasional, y además lo quieran recordar, algún vino de Michael David Wines. (principalmente Petit Shiraz Zinfandel y Shiraz).

-¿Tú próximo viaje?

Voy el próximo mes a una ruta de vinos a Fingers Lakes en New York, una de las zonas importantes del vino en U.S.A.

Muchas Gracias un placer compartir con almas libertas como la mía. Nunca dejen de creer en sus sueños, solo pónganle fecha.  Un abrazo lleno de amor, Berenice.

 

¡Otro abrazo enorme para ti, Berenice! Y muchísimas gracias por compartir conmigo y con todos los lectores de SER LIBERTO tu experiencia, vivencias y sentimientos. ¡Tu pasión es contagiosa!

5 Comentarios
  1. Berenice 3 meses

    Francesc,

    Muchas gracias por la invitación, por permitirme compartir con tu audiencia mi testimonio.
    Me encantan los libertos y sé que esta alma que nos une, nos llevará a hacer realidad nuestros sueños.

    Tu blog me parece una necesidad en estos días, donde el propósito de la gente es vivir más y trabajar menos, disfrutar de las cosas más simples de la vida, que son las que nos permiten realmente sentirnos vivos.

    Un abrazo a todos !!

    • Autor
      Francesc Soler 3 meses

      ¡Me hace muy feliz compartir camino contigo, amiga Berenice! ¡Abrazo fuerte!

  2. Pablo Martínez Tabares 3 meses

    Muy bien felicidades, me interesa mucho el tema de los vinos y me encanta tu narración. Felicidades

  3. Berenice 1 mes

    Hola Pablo,

    ¿Cómo estás?

    Qué gusto que te haya gustado la entrevista. Con el tema de la narración Francesc, es un experto comunicando y hace la pregunta exacta para que surja una buena narración. Por otro lado, si en algo puedo ayudarte en el tema de vinos, me puedes encontrar en http://www.micorazonenelmundodelvino.com. Será un placer para mi resolver tus dudas Un gusto eres Bienvenido.

    • Autor

      ¡Claro que sí, Berenice! Me encanta tu visión sobre el mundo del vino, cómo trasmites tu pasión, convirtiendo cada copa en una celebración de la vida. ¡Abrazo!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?